el fuego que no cesa